Animated
backgrounds
Colors

DESTACADOS

ARTICULOS TECNICOS:

Arrancadores Suaves

INTRODUCCION
El problema de los arranques bruscos y violentos ha acompañado a los motores eléctricos a lo largo de toda su historia. Aunque se han intentado diversas soluciones a lo largo de los años, existen muy pocas soluciones que puedan resolver este problema.
Los esquiadores conocen muy bien el problema, una brusca sacudida indica que se ha ‘puesto en marcha’ el remonte que sube a las pistas. El mismo problema, pero en otro campo, cuesta a la industria nacional millones de pesos cada año: incontables máquinas de corriente alterna repartidas por las fábricas de todo el país –utilizadas para accionar ventiladores, trituradoras, agitadores, bombas, cintas transportadoras, etc.- son sometidas diariamente a esfuerzos innecesarios por puntas de carga no deseadas.
• Este arranque brusco y violento de los motores de corriente alterna supone un ‘cobro’ que hay que pagar de diversas formas. Entre ellas las siguientes:
Cobro por consumo electrico por parte de la compañía electrica.
Problemas eléctricos debidos a las tensiones y corrientes transitorias producidas durante el arranque directo o estrella-triángulo. Estos fenómenos transitorios pueden sobrecargar la red de alimentación local y producir variaciones inaceptables de tensión, con interferencias en otros equipos eléctricos conectados a la misma red.
Problemas mecánicos que someten a grandes esfuerzos a toda la cadena de accionamientos, desde el motor hasta el equipo accionado.
Problemas funcionales, tales como sobrepresiones en las tuberías, daños en los productos transportados por las cintas y marcha poco confortable de las escaleras mecánicas.
Las consecuencias económicas son considerables: cada problema técnico o avería tiene un costo en forma de reparaciones y parada de la producción. Este último factor es el que predomina en la industria.
El ahorro de energía también puede atacarse con estos equipos ya que en la vida diaria existen muchos motores que trabajan sin ser necesario ya que no conducen ninguna carga, como ejemplo tenemos a las escaleras eléctricas las cuales son utilizadas solo durante un 80% del tiempo que están encendidas,el ahorro en consumo de energia puede lograrse al apagar las escaleras durante el tiempo que no son utilizadas y encenderlas cuando se detecte la presencia de alguna persona.Para evitar los picos de corriente al arrancar se colocan arrancadores suaves para suprimir esta sobrecorriente.

Un problema con una larga historia
Dado que el problema existe desde hace mucho tiempo ya se han intentado varias soluciones para el mismo. Una de las primeras soluciones para este problema fue el arrancador estrella-triángulo.
Sin embargo, este arrancador no elimina los fenómenos transitorios mecánicos y eléctricos no deseados, ya que sólo los reduce ligeramente y los distribuye entre dos puntos a lo largo del tiempo: la conexión inicial y la subsiguiente conmutación estrella-triángulo.
Lo dicho es válido en condiciones normales, pero en otras circunstancias la conmutación de estrella a triángulo puede tener, desafortunadamente, peores efectos que el arranque directo.
El arrancador estrella-triángulo es para este problema una solución sencilla, pero limitada. Otra de las primeras soluciones fue el motor de anillos rozantes. La ventaja del motor de anillos rozantes es que puede obtenerse un par elevado con una corriente de arranque limitada. Su desventaja es la mayor complejidad electromecánica –escobillas, anillos rozantes, resistencias y contactores-, que incrementa los costes (inclusive los de mantenimiento) y reduce la fiabilidad.

El variador de frecuencia (VDV) es técnicamente superior a las dos soluciones anteriores. La fiabilidad es alta y las necesidades de mantenimiento son pequeñas. Sin embargo, el variador de frecuencia tiene la desventaja de que necesita una gran inversión inicial, lo cual lo descarta para aquellas aplicaciones en que no es estrictamente necesario el control o regulación de velocidad durante el funcionamiento normal.
Arrancador suave. El arrancador suave, tiene en común con el variador de frecuencia el ser un dispositivo electrónico basado en tiristores. Puede decirse, que en cuanto a funcionalidad y precio ocupa el espacio que existe entre los arrancadores estrella –triángulo y los variadores de frecuencia. Con los arrancadores suaves se puede controlar la tensión del motor de forma que ésta aumente gradualmente durante el arranque. Naturalmente, esto limita también la intensidad de arranque(1) –resultando en una puesta en marcha suave y reduciendo al mínimo los esfuerzos mecánicos y eléctricos. Con este dispositivo se puede obtener también una parada suave.
Dado que los circuitos del arrancador son electrónicos, es relativamente fácil complementar su función básica con diversas indicaciones de seguridad y fallo con el fin de mejorar la protección del motor y facilitar la localización de averías.
Ejemplos de ello son la protección contra fallos de fase, sobrecorrientes y sobrecalentamiento, así como las indicaciones de funcionamiento normal, tensión nominal de motor y de determinados fallos.
Como consecuencia, el arrancador suave satisface sobradamente el requisito principal, que es conseguir un arranque suave de los motores eléctricos, y ofrece además ventajas adicionales, tales como su alta fiabilidad, su menor necesidad de mantenimiento, su facilidad de ajuste y buena protección del motor.

banner

Auspiciadores

Recuerda vistar las web de nuestros auspiciadores

Ver guía
Guía de Proveedores

Portal Electricistas de Chile

Guía de Proveedores

Portal Electricistas de Chile

Guía de Proveedores

Portal Electricistas de Chile