Descarga electrostática, causas y consecuencias

 

Cuando tocas un metal con los dedos y sientes una especie de piquete estás ante una descarga electrostática, que en ocasiones provoca un destello o chispa, y hasta la puedes escuchar.
La electricidad estática es un fenómeno que seguramente has experimentado alguna vez en forma de descarga al acercarte a tocar un elemento conductor como la manilla o la manija metálica de una puerta, después de haber caminado sobre un suelo de algún derivado plástico; o al bajar de un automóvil y tocar la puerta.
Igualmente habrás podido observar destellos al quitarte ropa de tejido acrílico, o has visto cómo tu cabello se pega cuando te acercas a la pantalla de un televisor.
La electricidad estática da lugar al conjunto de fenómenos asociados con la aparición de una carga eléctrica en la superficie de un cuerpo aislante, o en un cuerpo conductor aislado.
Para generar electricidad estática es suficiente el contacto o fricción y la separación entre dos materiales, generalmente diferentes y no necesariamente aislantes, siendo uno de ellos mal conductor de la electricidad.
Los materiales conductores permiten el paso de cargas eléctricas, mientras los aislantes las obstaculizan.

Cargas negativas y positivas
Las cargas electrostáticas negativas son electrones de los átomos de los elementos químicos, y las positivas equivalen a la acción de los protones del núcleo atómico privados de los electrones de la última capa.
Los electrones situados en la superficie de un material aislante, o un conductor aislado, no pueden disiparse fácilmente mientras no tengan una vía conductora a tierra; al no poder circular con facilidad dan lugar a la denominada electricidad estática, lo opuesto a la electricidad dinámica que circula por los conductores con fines de transmisión y utilización de energía.

En general, los cables nunca se deben doblar en un radio pequeño.
El mínimo prescrito debe considerarse ser la excepción más que la regla, y el radio de curvatura a usar, debe el más grande que permitan las circunstancias.
Esto facilita la tarea de instalación y reduce la posibilidad de dañar el cable.
Es particularmente importante mantener un radio de curvatura generoso cuando los cables son tirados o arrastrado por un huinche, de manera de mantenerse dentro de la tensión máxima permitida y prevenir que el cable se enganche en esquinas o ductos.
En la cercanía de juntas o terminaciones donde el cable puede instalarse en su posición final después de que termine la operación de arrastre, el radio es menos crítico.
De acuerdo a la Norma Chilena 4/2003, “los radios de curvatura de conductores aislados no deberán ser menores a ocho veces el diámetro externo del conductor, incluida su aislación y cubierta, si procede.
Para cables con pantalla, este radio será como mínimo de doce veces el diámetro total del cable”.
Es importante aclarar que el alcance de esta norma solo aplica para instalaciones de consumo cuya tensión sea inferior a 1000V.