Detalles del peritaje de incendio por causa eléctrica: En búsqueda del origen

Cuando hablamos de la Unidad Asesorías y Peritajes Eléctricos, intrínsecamente estamos hablando de Diego Veas Brokering, Ingeniero Asociado de Dictuc con 29 años de experiencia y una expertiz en tantas áreas que no fue posible condensar en un nombre todas las posibilidades de servicios que brinda.


Desde la electricidad y la electrónica, hasta las telecomunicaciones y las mediciones de intensidad de campos electromagnéticos, Diego Veas no duda en aclarar el foco de su trabajo: “Groso modo, me dedico a encontrar las causas de las metidas de patas ajenas”
Dentro de este campo de acción prácticamente inagotable, existe una situación de riesgo a la que una inmensa mayoría de la población se ve expuesta, ya sea en sus lugares de trabajo o en sus hogares, y que no ha sido tratada con la rigurosidad que amerita: los Incendios por Causa Eléctrica.

“La unidad es reconocida como un referente en el área, por lo que es normal que, tras accidentes o problemas, lleguen requerimientos para que evaluemos si es posible determinar las causas de la falla”, asegura Veas.

Paso 1
En los momentos posteriores a un incendio, lo usual es que bomberos se hagan cargo del inmueble hasta asegurarse que las llamas se han extinguido por completo. Dependiendo del caso, es probable que la PDI, Carabineros, fiscales o el Seremi de Salud cierren el lugar para hacer sus propias indagaciones.

Sin embargo, dentro de estos plazos en que todavía no es posible ingresar a observar lo ocurrido, la labor de peritaje debe enfocarse en recabar la mayor cantidad de información posible. Existe un importante número de preguntas que se pueden ir resolviendo con ayuda de los testigos que se puedan conseguir, ¿Qué se quemó? ¿Cuándo? ¿Qué se estaba haciendo al momento de comenzar el siniestro? ¿Qué artefactos eléctricos habían conectados o encendidos?

Situaciones posibles
Una vez con el visto bueno para realizar la visita a terreno, la variedad de situaciones con las que el perito se puede encontrar es nutrida, desde casos donde quedan muchos vestigios hasta otros donde no queda prácticamente nada.
“No en todo peritaje se puede llegar con certeza absoluta a saber cuál fue la causa”, afirma Diego Veas. Sin embargo, con una investigación profunda es posible ir descartando diferentes motivos del foco de incendio, como pueden ser el uso de estufas o el hallazgo de algún combustible acelerante.

Las herramientas del perito
Para Diego Veas, las herramientas más importantes a la hora de realizar un peritaje por incendio son dos: Experiencia y Registros Fotográficos.

“Una vez dentro, es fundamental la experiencia para saber qué mirar, cómo mirar, cómo ordenar los antecedentes. En este sentido, más que un manual, cuenta la experiencia previa para ir contrastando lo que te dijeron en los testimonios con lo que realmente hay.”

A su vez, la cámara fotográfica es fundamental para ir registrando todos los vestigios que puedan ser cruciales y resguardar algunos detalles que más adelante podrían dar luces de qué es lo ocurrió. Puede que en algunos casos se deban llevar algunas piezas a un laboratorio para ser analizadas, pero la mayor parte del trabajo se basa en la observación.

Buscando el origen
Además, el profesional de Dictuc asegura que “lo que uno busca es saber dónde comenzó el incendio y eso normalmente se ve por el grado de carbonización.
Cuánto más quemado está, por lo general, más cerca del lugar donde se inició el fuego.”

Teniendo el lugar de origen, se puede estudiar qué artefactos había en ese lugar, tales como estufas, hervidores, entre otros, y averiguar si estaban prendidos o conectados en ese momento, además de indagar qué posibles materiales inflamables, como cortinas y ropa, había en las cercanías del lugar.

Causas recurrentes
Tanto para siniestros en casas particulares como en industrias de diferentes tamaños, hay un error bastante básico, pero muy frecuente a la vez, y que puede significar desde una falla focalizada hasta la destrucción de la sala de tableros o peor aún, un incendio total del inmueble. Estamos hablado de la falta de apriete en los terminales eléctricos.

“Cuando está mal apretado el tornillo que afirma el cable, disminuyen las secciones por donde está pasando la corriente y al ser una sección más chica y pasar la misma corriente, esta se calienta”, aclara Diego Veas, y esto puede ocurrir desde un enchufe que se funde, hasta un contacto en un tablero eléctrico.

Otro foco común de siniestros se da en los bancos condensadores, ya que según Veas “un condensador tiene la característica de que se va echando a perder con el tiempo y hay bastante poco cuidado en el control de la temperatura en que trabajan, entonces es usual que queden todos amontonados en un tablero cerrado, funcionando mucho tiempo, donde se calientan, se acelera su deterioro, se revientan y comienza el incendio.”

Sumado a esto, la falla –que podría quedar en algo aislado- tiende a propagarse hacia el resto de los tableros eléctricos, ya que generalmente hay un problema de diseño en que no se deja un tablero con el banco de condensadores aislado del resto de las instalaciones.

Medidas de prevención
Para tener instalaciones eléctricas confiables, es necesario que estas hayan sido ejecutadas por personal calificado y bajo las normativas de seguridad correspondientes.

Cumpliendo con este requisito, los siguientes pasos serán realizar manutenciones periódicas donde se compruebe que los terminales estén bien apretados y que las diferentes piezas de las instalaciones no hayan sufrido daños ni desgaste.

A su vez, si se tiene pensado realizar alguna modificación eléctrica, se debe tener en cuenta que estos cambios pueden requerir de una evaluación más profunda. Cuando tienes un cable, para que no se queme tú le pones una protección de acuerdo a su capacidad.

Por ejemplo, en la casa tú tienes un automático de 10 amperes para un cable de 1,5mm2 y si vas a usar más que esto, no basta con subir el automático a 16 amperes, sino que tienes que aumentar la sección del cable, porque o si no el cable se te va a quemar. En las instalaciones industriales es lo mismo, pero llevado a una escala mayor.

Lo mismo ocurre cuando se agrega una nueva conexión en una instalación. “Hay veces que el automático está bien para el cable, pero si al cable le sacan una derivación para el lado más delgada, esta se va quemar, porque el automático estaba para el cable principal y no para el que sacan posteriormente”, advierte Diego Veas.

Tomar resguardos
Ahora que conoces más en profundidad algunos pormenores de los incendios por causa eléctrica, puedes tomar las medidas pertinentes para evitar estos siniestros y en caso de algún problema, no dudes en contactar a nuestros profesionales.

Si quiere conocer más detalles de este u otros servicios de nuestra unidad Asesorías y Peritajes Eléctricos, puedes ingresar al siguiente link o comunicarte al correo dveas@dictuc.cl.