Funcionamiento seguro de las instalaciones solares fotovoltaicas

ELECTRICISTAS PORTAL

Cómo garantizar el funcionamiento seguro de las instalaciones solares fotovoltaicas | Hacia el mar

La operación segura de las instalaciones de energía solar fotovoltaica en condiciones normales y de falla es una consideración esencial en la etapa de diseño del sistema para garantizar que se logren las salidas de energía y los niveles de seguridad adecuados. Y una vez en funcionamiento, es importante asegurarse de que el rendimiento a largo plazo del sistema no se vea comprometido por una instalación deficiente o un mantenimiento deficiente.

En este sentido, hay algunas características clave del sistema solar fotovoltaico que dependen de la realización periódica de pruebas e inspecciones eléctricas adecuadas y apropiadas.

En este caso analizaremos en base al cumplimiento con IEC 62446 y BS7671

IEC 62446 recomienda que se realice una verificación periódica de una instalación existente. La norma define los requisitos mínimos para la documentación del sistema, las pruebas de puesta en marcha y la inspección de los sistemas fotovoltaicos. En su caso, se tendrán en cuenta los resultados y recomendaciones de verificaciones periódicas anteriores. Se aportará un informe del estado de la instalación.

Debemos mantener nuestras instalaciones solares fotovoltaicas en condiciones seguras. BS7671 cubre el diseño eléctrico, la instalación y las pruebas de instalaciones eléctricas e incluye una sección sobre energía solar fotovoltaica que puede necesitar ser considerada de manera diferente a otras instalaciones. Esta sección toma nota de BS EN 62446 para la inspección y prueba de los sistemas.

Fallas a tierra

Los sistemas fotovoltaicos, en particular los sistemas a gran escala, tienen o cuentan con bastantes metros de cableado, muchos de los cuales están enterrados bajo tierra. Los niveles deficientes de aislamiento permitirán que la energía generada por el sistema fotovoltaico se filtre a tierra. Esto puede ser particularmente problemático en condiciones húmedas o mojadas donde la función de monitoreo de aislamiento o monitoreo de corriente residual dentro de un inversor evita que el inversor se encienda, lo que a su vez puede reducir significativamente la eficiencia operativa de la instalación fotovoltaica.

Degradación ambiental

Los sistemas fotovoltaicos, por su propia naturaleza, están expuestos a los elementos. Los daños o la corrosión del cableado y los conectores causados ​​por la entrada de humedad pueden provocar una degradación del rendimiento o un mayor riesgo de incendio. Las inspecciones periódicas y las pruebas eléctricas permitirán monitorear el rendimiento del sistema y realizar las reparaciones o acciones correctivas necesarias.

Contaminación superficial y daño físico

Los módulos fotovoltaicos pueden ensuciarse o contaminarse con el tiempo y esto puede reducir la eficiencia operativa y el rendimiento del sistema. Del mismo modo, la exposición a los elementos puede provocar daños físicos en los componentes de una instalación fotovoltaica. Los excrementos que dejan caer las aves pueden provocar daños físicos en los módulos fotovoltaicos, sobre todo en los sectores costeros, lo que puede reducir el rendimiento de salida. La inspección periódica y las pruebas eléctricas como parte del mantenimiento regular permitirán identificar y diagnosticar cualquier problema.

Daño al cableado

El ejemplo más obvio de cableado incorrecto es cuando los cables cuelgan debajo de los paneles y tocan el techo o la vegetación subyacente. Eventualmente, el recubrimiento del cable se desgastará o será dañado por los roedores y potencialmente expondrá los cables de cobre, presentando un riesgo de descarga eléctrica e incendio. Cualquier deterioro de las conexiones de los cables y el cableado se puede identificar aplicando pruebas eléctricas periódicas para identificar fallas potenciales.

Verificación del rendimiento del sistema

La verificación del rendimiento del sistema y la producción de energía de los paneles es particularmente importante. En muchos casos, simples fallas eléctricas o fallas en el cableado pueden causar una grave ineficiencia en la capacidad del sistema para producir energía. Aunque la medición adecuada dará una indicación del rendimiento del sistema, la inspección y las pruebas eléctricas periódicas son vitales para verificar el rendimiento funcional continuo durante períodos prolongados.

Cumplimiento de la garantía

Es posible que se requieran inspecciones y pruebas eléctricas periódicas de los sistemas solares fotovoltaicos para identificar y confirmar un funcionamiento seguro continuo y un rendimiento máximo de producción de energía como parte de las garantías del producto y las garantías de los componentes del sistema fotovoltaico.

Evitar riesgos de incendio

A medida que la cantidad de sistemas de instalación solar en la azotea ha crecido a lo largo de los años, también lo ha hecho la cantidad de incidentes de incendios informados. En varios países se han informado incendios domésticos iniciados por fallas eléctricas en los sistemas solares fotovoltaicos en los techos, por lo que la inspección y prueba periódicas del cableado eléctrico y los componentes asociados con los sistemas solares fotovoltaicos garantizarán la operación segura del sistema y reducirán el potencial de incendio. riesgo asociado con cualquier falla eléctrica.

Documentación del cliente

Todas las instalaciones de energía solar fotovoltaica requieren la provisión de diversa documentación y formularios al cliente. La documentación del sistema generalmente incluye datos del sistema, detalles del instalador, diagramas eléctricos, instrucciones de operación y mantenimiento y otra información que puede ser requerida por ciertos estándares u organismos reguladores como la SEC.

También se deben proporcionar copias de todos los datos de prueba y puesta en marcha y, como mínimo, esto debe incluir los resultados de las pruebas de verificación y seguridad eléctrica realizadas como parte de los procedimientos de instalación del sistema.

ESPACIOS PUBLICIDAD