La tecnología de globos solares que esta desarrollando la empresa Cool Earth Solar es capaz de generar hasta 500 watts de electricidad por unidad con un coste eventual de implementación inferior a 2 dólares.

Un nuevo prototipo de célula fotoeléctrica en forma de globo podría sustituir en un futuro la tecnología actual de paneles solares tradicionales para la obtención de energía solar. Con un coste mínimo de mantenimiento y reemplazo y una instalación sostenible con el medio ambiente, la tecnología de globos solares de Cool Earth Solar pretende reducir significativamente el coste de la energía solar a niveles tan competitivos que podrían hacer frente a las fuentes fósiles de energía.

Los colectores solares concentrados dirigen la luz solar a un panel solar, independientemente de dónde esté el sol en el cielo, en lugar de tratar de rastrear el sol en movimiento. El globo de ocho pies se divide en dos partes, con una mitad hecha de un material pulido similar a un espejo y la otra de un polímero transparente. La forma esférica del globo asegura que mientras el sol brille sobre él, la luz solar se concentrará hacia la célula solar.

Es fácil confundir estos paneles solares flotantes de CoolEarth con los globos de un niño atrapados en una línea eléctrica, pero estos paneles fotovoltaicos flotantes brillantes son el último intento de los científicos de obtener la mayor eficiencia posible de una célula solar con la menor cantidad de materiales. El material ligero del globo solar y su forma de cuenco permiten que la luz solar se dirija a su centro sin tener que seguir el movimiento del sol durante todo el día.

CoolEarth afirma que al usar esta tecnología, pueden llevar el costo de la energía solar a un nivel similar al del gas natural. Los globos no son para uso personal, ya que su tamaño los hace difíciles de manejar para la mayoría de los usos urbanos. La compañía está explorando su ubicación en tierras de cultivo, donde los campos abiertos permitirían la instalación de una gran cantidad de ellos

Los denominados globos solares de la empresa Cool Earth, pretenden consolidarse en el mercado de las renovables como una alternativa viable y sostenible a las fuentes fósiles de energía. Tras varios años de desarrollo, la empresa Cool Earth ha desarrollado una tecnología innovadora que utiliza sistemas de globos en hilera que concentran y capturan la energía solar, sin necesidad de recurrir a las costosas infraestructuras de los parques solares de energía fotovoltaica de concentración y sin necesidad de utilizar grandes cantidades de silicio.

Su funcionamiento es bastante simple. Los captadores inflables captan la luz solar a cierta altitud y la concentran en celdas fotovoltaicas, incrementando varias veces la cantidad de energía que impacta sobre las celdas del globo. Para ello se izan la serie de concentradores hasta una altura determinada para optimizar la captación de luz solar, quedando suspendidos y estabilizados en el aire mediante cables conectados a un soporte fijado en tierra. Estos cables, además de sujetar los globos, también permiten transmitir la energía generada a tierra para su almacenamiento.

Una de las ventajas más importantes de los globos solares de Cool Earth es que al estar suspendidos en el aire, se pueden instalar en cualquier ubicación por remota que sea con un impacto ambiental limitado y sin necesidad de destinar grandes superficies de suelo a estas instalaciones, tal y como ocurre con los parques solares de energía fotovoltaica de concentración. Además, gracias a su diseño en forma de lente convexa y su instalación en alturas, libre de obstáculos, permite optimizar la eficiencia del sistema para una mayor producción de electricidad.

La tecnología innovadora de los globos solares cuesta hasta 400 veces menos por área colectada que los sistemas convencionales de concentración por espejos. Además, gracias a la aerodinámica de su diseño pueden resistir vientos de 100 m.p.h y su carcasa exterior plástica permiten proteger el receptor y la superficie de los espejos de concentración de las inclemencias meteorológicas como la lluvia, la acción directa de insectos o la suciedad.

Según los creadores de Cool Earth Solar, cada globo solar de 2 metros de diámetro puede generar hasta 500 watts de electricidad con un coste eventual de menos de 2 dólares. Precisamente ahí es donde reside el potencial de esta tecnología. Con los bajos costes de mantenimiento y reemplazo de cada globo solar en comparación con la electricidad generada, el sistema podría situar los costes de implantación de la energía solar a niveles óptimos, llegando incluso a competir directamente con las fuentes de energía basadas en combustibles fósiles como el petróleo.

Esta tecnología pionera está especialmente indicada para zonas remotas donde las circunstancias geográficas del terreno o las dificultades de acceso hacen inviable el acceso a la red eléctrica o la implantación de fuentes de energía renovable tradicionales como la eólica o la solar como solución alternativa. En estos casos, los globos solares podrían brindar nuevas oportunidades económicas a comunidades rurales o enclaves urbanos remotos para poder generar su propia electricidad 100% limpia y de forma totalmente autónoma.

De momento se encuentra en fase experimental, a la espera de ciertas mejoras para el desarrollo del producto final y su posterior lanzamiento al mercado. Mientras tanto, estaremos al corriente de nuevas novedades que pudieran surgir acerca de la tecnología que pretende sustituir definitivamente los paneles fotovoltaicos tradicionales.