Multitouch KNX Pro es el novedoso dispositivo de Schneider Electric al servicio de la automatización de edificios

 

Para hoteles, para pequeños edificios o para hogares, esta innovadora solución está desarrollada para tener pleno control de la automatización. Lanzada por Schneider Electric ofrece una interfaz de usuario creada con tecnología KNX, es decir con un protocolo de comunicación abierto.

El Multitouch KNX Pro ayuda al usuario facilitándole el manejo de un termostato o de un interruptor (pulsador multifunción) con el añadido de facilitar la capacidad operativa a través de un modelo intuitivo,y la posibilidad de control a través del Smartphone pone al servicio del usuario la máxima operatividad de un sistema de control, además ha sido diseñado siguiendo las líneas estéticas de Elegance.

La tecnología está diseñada para facilitar nuestras vidas, por ello cada vez es más intuitiva y sencilla, bajo estas premisas Schneider Electric lanzó Multitouch KNX Pro, que se puede combinar con el Pulsador KNX Pro porque utilizan el mismo protocolo de comunicación abierto, así se proponen dos tipos de interfaces en el mercado de controladores para estancias, con ellos es posible adaptar la gestión lumínica, la climatización y las persianas, entre otras funciones.

Por otra parte, la interfaz de usuario permite ser visualizada de forma personalizada a las necesidades del usuario, es decir, se puede usar un diseño de pantalla circular, vertical, o mixto. En el caso circular, la pantalla muestra hasta 8 funciones pero si se adapta en vertical podemos controlar simultáneamente hasta 15 funciones, cabe la posibilidad de configurar hasta 32 funciones (4 por pág).
Para diferenciarse, Schneider Electric ha decidido introducir un innovador sensor que es capaz de accionar las funciones con tan solo un movimiento de la mano, sin tener contacto con la pantalla. Este sensor reconoce la dirección del movimiento, por lo que las funciones más utilizadas son reconocidas y accionadas al instante.

Sencilla instalación Una de las mejoras añadidas a este sistema es la facilidad de instalación del sistema, la planificación y la puesta en marcha de la interfaz KNX son muy sencillas de forma que se facilite el trabajo del instalador. Se necesitan dos referencias para la instalación de todas las habitaciones o estancias, la asignación de funciones puede ser programada desde la puesta en marcha, además de contar con una puesta en marcha exprés, facilitando así la configuración de funciones ETS (Engineering Tool Software), esto es una herramienta estándar de KNX para el diseño y configuración de instalaciones inteligentes en edificios. A parte es posible modificar la configuración inicial al antojo de las necesidades del usuario final, sin riesgo de pérdida en direcciones de grupo. Por otro lado no necesita una fuente de alimentación adicional, el bus KNX es capaz de alimentarlo.
Un diseño muy valorado Basados en la línea de interruptores Elegance, destacan por su cuidada estética y por su interfaz plana capaz de ser usada en varios colores. Según comentó, Philippe Deloreme, vicepresidente ejecutivo de Schneider Electric, “Nuestros clientes han dejado claro que esperan soluciones de control para el hogar innovadoras que hagan sus vidas más prácticas y cómodas”. “Este anuncio subraya el compromiso de nuestra compañía para ofrecer a los clientes las soluciones más avanzadas en simplicidad y comodidad para el control de ambientes de una manera intuitiva y flexible”.

Fuente: Voltimun.es