Protección de equipo contra transientes

ELECTRICISTAS PORTAL

Muchos de los problemas en las instalaciones eléctricas no son visibles y nos percatamos de ellos cuando tenemos un cortocircuito o nos quedamos sin energía eléctrica, claro ejemplo de esto son los transitorios o picos de voltaje.

Cuántas veces nos ha ocurrido que la imagen en nuestra pantalla se ve borrosa o con interferencia; que, al encender la lavadora, las luces bajan de intensidad; o bien, ¿cuándo estamos hablando por teléfono se escucha con ruido si está en operación algún electrodoméstico?

Pues bien, todos estos problemas se deben a una mala calidad de la energía debido al inapropiado manejo de ésta en nuestro hogar. Por ejemplo, al tener un interruptor para una lámpara que está haciendo un falso contacto, cuando en ampliaciones se tienen polarizaciones invertidas debido al uso de conductores del mismo color para fase y neutro.

La suma de todos estos fenómenos afecta en gran medida a nuestras propias instalaciones, así como a los equipos y aparatos electrónicos que estén conectados a la red.
La deformación de la onda de tensión, como lo vemos en la figura 1, muestra transitorios (elevaciones de energía que están por arriba del nivel de tensión de suministro que para uso doméstico es de 220 V).

 

Este fenómeno acelera la degradación de los equipos eléctricos, electrónicos y conductores, aumentando en este último caso los problemas por fugas de corriente y la probabilidad de cortocircuito al dañarse los aislamientos.
Al estar expuesta una instalación eléctrica a uno o varios transitorios de voltaje o picos de voltaje como también se le conocen, por causas de rayos o descargas eléctricas, los problemas son más visibles y generalmente se presentan de forma inmediata, dando como resultado el daño en los equipos más sensibles.

Los supresores de transientes aseguran a los equipos contra los daños que provocan estas anomalías de gran magnitud y breve duración que se generan en la red eléctrica producto de fenómenos naturales como descargas atmosféricas, o de operación como maniobras en subestaciones eléctricas, conmutación de cargas inductivas, de fuentes de poder y de equipos electrónicos con semiconductores.

Dado lo anterior, es necesario proteger los equipos de estos fenómenos. Su función también es la de evitar el flujo continuo de la corriente resultante; después de cada operación el dispositivo mantiene la capacidad de repetir sus funciones.
En el mercado actual.
En Chile existen una gran variedad de supresores de transientes. Hay líneas muy completas que cuentan con equipos para protección que van desde los industriales hasta los domésticos.
Generalmente se recomienda tener de 2 a 3 líneas de protección para una instalación eléctrica residencial, lo cual puede verse de forma simple en la imagen.

Categoría C
Se proyectan para instalarse entre el devanada secundario del transformador de servicio y el lado de la línea del tablero de protección, es decir en la acometida.

Categoría B
Son de conexión permanente y se instalan en el lado de la carga del tablerode distribución o centro de carga.

Categoría A
Se pueden instalar de forma fija o bien como barra de multicontactos para la protección de equipos electrónicos costosos, como pueden ser pantallas de Led o plasma, reproductores de «blu ray»,equipos de computación, entre otros.

Recomendación importante
Antes, o al mismo tiempo de hacer una revisión, debes asegurarte que la instalación eléctrica cuenta con el conductor de puesta a tierra, ya que los supresores de transitorios toman las distorsiones de la señal de voltaje y los conducen a tierra.

 

Que son los transitorios?

Los transitorios son breves pero potentes sobre-voltajes y sobre corrientes, con duraciones de hasta 100 microsegundos (tal como lo define la ANS/IEEE C62). Estos pueden subir tan alto como 100,000 voltios durante extremos eventos como descargas atmosféricas, tan altos o como 200,000 voltios ante maniobras en subestaciones (razones externas), tan altos como 6,000V por la conmutación de cargas inductivas (motores eléctricos), tan nocivos como 2,000V en fuentes de poder (razones internas) es decir por causas externas como internas. Estas causas internas pueden llegar a sumar más de un millón de veces por hora en ambientes industriales muy pesados.

ESPACIOS PUBLICIDAD